De Regreso a clases

Cosas que nuestros jóvenes tienen que saber:

A) Cada año recibes una lista de útiles que necesitaras de regreso a clases, entre calculadoras, libros específicos, uniformes entre otros.

B) De cualquier manera, lo que en realidad más necesitas de regreso a clases no viene en esa lista

                1) La escuela no es hoy lo que solía ser antes.

                2) Los estudiantes no son  como antes.

C) En ésta lección consideraremos algunas cosas que debes llevar de regreso a clases en éste próximo ciclo escolar.

SEGUIR LEYENDO… “AQUÍ”

 

Ayes de Dios

Según la RAE el uso de la palabra “Ay” se usa para expresar muchos y muy diversos movimientos del ánimo, y más ordinariamente aflicción o dolor. Cuando es seguida de la partícula de y un nombre o pronombre, denota pena, temor, conmiseración o amenaza. En la biblia encontramos encontramos las siguientes advertencias:

 

Hay un “ay”… Para los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo

Isa. 5:20 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!

Hay un “ay”… Para los orgullosos

Isa. 5:21 ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!

Hay un “ay”… Para los que intentan esconderse de Dios

Isa. 29:15 ¡Ay de los que se esconden de Jehová, encubriendo el consejo, y sus obras están en tinieblas, y dicen: ¿Quién nos ve, y quién nos conoce?

Hay un “ay”… Para los que se apartan de Dios e ignoran su voluntad

Isa. 30:1 ¡Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado!

Hay un “ay”… Para los que ponen su fe en las riquezas

Isa. 31:1 ¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos; y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jehová!

Hay un “ay”… Para los faltos de integridad

Isa. 33:1 ¡Ay de ti, que saqueas, y nunca fuiste saqueado; que haces deslealtad, bien que nadie contra ti la hizo! Cuando acabes de saquear, serás tú saqueado; y cuando acabes de hacer deslealtad, se hará contra ti.

Hay un “ay”… Para los cristianos cómodos

Amos 6:1 ¡Ay de los reposados en Sión, y de los confiados en el monte de Samaria, los notables y principales entre las naciones, a los cuales acude la casa de Israel!

Hay un “ay”… Para los hipócritas

Mat. 23:13 Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.

Hay un “ay”… Para los que no testifican por el Señor

1 Cor. 9:16 Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio!

Hay un “ay”… Para los que pasarán por la gran tribulación

Apoc. 12:12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.

Hay un “ay”… Para los malvados

Job 10:15 Si fuere malo, ¡ay de mí! Y si fuere justo, no levantaré mi cabeza, Estando hastiado de deshonra, y de verme afligido.

Isa. 3:11 ¡Ay del impío! Mal le irá, porque según las obras de sus manos le será pagado.

Hay un “ay”… Para los bebedores de vino

Prov. 23:29-35 ¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las rencillas? ¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde? ¿Para quién lo amoratado de los ojos? Para los que se detienen mucho en el vino, Para los que van buscando la mistura. No mires al vino cuando rojea, Cuando resplandece su color en la copa. Se entra suavemente; Mas al fin como serpiente morderá, Y como áspid dará dolor. Tus ojos mirarán cosas extrañas, Y tu corazón hablará perversidades. Serás como el que yace en medio del mar, O como el que está en la punta de un mastelero. Y dirás: Me hirieron, mas no me dolió; Me azotaron, mas no lo sentí; Cuando despertare, aún lo volveré a buscar.

Isa. 5:11 ¡Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende!

Isa. 5:22 ¡Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida;

Hab. 2:15 ¡Ay del que da de beber a su prójimo! ¡Ay de ti, que le acercas tu hiel, y le embriagas para mirar su desnudez!

Videos de campaña 2012, En Cristo Hay Esperanza

 Gracias a Dios la campaña fue realizada satisfactoriamente y ahora les invitamos   a que entren a el canal de youtube donde se encuentran alojados los tres temas presentados por nuestro hermano Francisco Rada durante los tres días de campaña, esperamos sean de mucha bendición para ustedes como lo fueron para nosotros.

DE CLIC EN LA IMAGEN PARA IR AL CANAL 

Suscripción por correo electrónico

Estimados, ahora puede suscribirse a este blog por correo electrónico, con ello podrá recibir directamente a su e-mail las publicaciones nuevas, así como notificaciones relacionadas al contenido del blog.

Vaya a la opción suscripción por correo electrónico situado en la esquina superior derecha y de clic, inmediatamente quedará suscrito.

Gracias a la seguridad de wordpress la seguridad de su e-mail no queda comprometida.

Gracias!

Dame, pues, ahora este monte. Josué 14:6-14

Dame, pues, ahora este monte, del cual habló Jehová aquel día; JOSUÉ 14:12

Este texto tiene un núcleo de positivismo tremendo, un hombre de 85 años dispuesto a luchar por la tierra que se le había prometido, un hombre que creía en sí mismo, que sentía sus fuerzas como si tuviera aún 40 años tiempo en que emprendió una impresionante misión narrada en Numeros 13.

Yo era de edad de cuarenta años cuando Moisés siervo de Jehová me envió de Cades-barnea a reconocer la tierra; y yo le traje noticias como lo sentía en mi corazón

Y mis hermanos, los que habían subido conmigo, hicieron desfallecer el corazón del pueblo; pero yo cumplí siguiendo a Jehová mi Dios.

Caleb, hombre decidido, hombre valiente, pero sobre todo un hombre confiado en Dios, cuya Fe estaba depositada en el Todopoderoso.

Pese a las circunstancias, al desanimo de otros, a la apatía que pueda acarrear un día nublado, nuestra fe debe ser puesta en el Altísimo, no importa si otros tienen miedo a escalar el monte más alto lleno de peligros, miremos a Dios y no los peligros, miremos su gracia y no nuestra debilidad.

Entonces Moisés juró diciendo: Ciertamente la tierra que holló tu pie será para ti, y para tus hijos en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo a Jehová mi Dios.

    Ahora bien, Jehová me ha hecho vivir, como él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde el tiempo que Jehová habló estas palabras a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años.

Dios sabe que nosotros tenemos un espíritu de poder y no de cobardía, los valientes como Caleb son los que logran saborear las delicias del triunfo.

Usted también puede! Recuerde la tierra que holló tu pie será para ti asuma nuevos retos, nuevas responsabilidades en la iglesia que su pie toque un sendero nuevo de compromisos y entonces las bendiciones de Dios se desbordaran en su corazón.

Ahora bien, Jehová me ha hecho vivir Dios tiene un plan para nosotros, clamemos a él. No estamos vivos por casualidad, tenemos una misión que cumplir, dar aliento a los quebrantados de corazón, anunciar el evangelio a los perdidos etc.

La edad no es un obstáculo para servir, así como para el Señor la cruz no fue impedimento para redimirnos.

Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar.

El poder para realizar las cosas está en nosotros, lo malo es que a veces nosotros no lo creemos, este hombre confiaba en sí mismo, tal vez otros lo veían como un viejo, pero él se sentía tan fuerte como hacía 45 años, crea en usted porque Cristo cree en usted, Dios es quien nos ciñe de poder, él de su gracia nos da fuerzas y alas como de águila, fuerzas tremendas como de búfalo parecemos tener cuando confiamos en él.

Por tanto, Hebrón vino a ser heredad de Caleb hijo de Jefone cenezeo, hasta hoy, por cuanto había seguido cumplidamente a Jehová Dios de Israel.

Una clave para alcanzar el éxito es la obediencia, Caleb sabía eso, así que si los demás fluctuaban o se desanimaban él seguía adelante, cuando las condiciones parecian adversas el se esforzaba más, cuando otros dudaban él creía más fervientemente.

Él fue tan obediente que el resultado fue conquistar Hebrón, heredad la tierra prometida para él.

Cuál es ese ¨monte¨ que quiere poseer? Alguna meta familiar, alguna nueva responsabilidad en la congregación, algún compromiso con Dios?

Ya vio el ejemplo de un hombre de 85 años, ahora dígale a Dios: Dame, pues, ahora este monte!

Raymundo Saldaña.

1a De Juan

El apóstol pone en ésta carta a nuestra disposición una serie de pruebas fundamentales mediante las cuales entendémos por qué somos cristianos. Las siete pruebas de Juan son las siguientes:

1.- Andar en la luz 1:7

2.- Admitir que somos pecadores 1:8-10

3.- Obedecer la voluntad de Dios 2:4

4.- Imitar a Jesús 2:6

5.- Amar a ls hermanos 2:9-10

6.- No entrar en la corriente social 2:15-16

7.- Vivir en justicia 2:29

Esta es una mera referencia al libro dell Hno. Enrique Martorell Tomo 14 de El griego del NT.

Columna y Baluarte

COLUMNA Y BALUARTE (1Tim.3:14-16)

 BALUARTE Obra de ingeniería militar mediante la cual se establece un punto estratégico, en forma de torre o plataforma, desde el cual se hace posible o se facilita el ataque a una ciudad o fortaleza.

I.- ¿COMO SER COLUMNA Y BALUARTE DE LA IGLESIA?

A)      Hay que estar bien nutrido con las palabras de la fe y la doctrina (1Tim.4:6)

1)       No un neófito

B)      Hay que estar ejercitados en la piedad (1Tim.4:7)

C)      Hay que ser como un obrero aprobado (2Tim.2:15)

1)       Que no tiene de que avergonzarse

2)       Que usa bien la palabra de verdad

II.- ¿CUAL ES LA FUNCION DE LA COLUMNA Y EL BALUARTE EN LA IGLESIA?

A) Como columna

1)  Ser cristianos que sostengamos y andemos en la verdad de Dios (2Jn.2, 4)

2)  Ser cristianos fuertes espiritualmente (Ef.4:11-14)

a) Que no sean niños fluctuantes, que tienen necesidad de leche espiritual (Heb.5:12)

B) Como baluarte

1)  Ser cristianos en los que la doctrina esta segura (2Ts.2:15)

2)  Ser cristianos que podamos defender la sana doctrina (2Tim.2:24:25)

a) Corrigiendo a aquellos que no la practiquen. (Hech.8:24-26)

III.- ¿CUAL ES LA NECESIDAD DE SER UNA COLUMNA Y BALUARTE EN LA IGLESIA?

A)      Por la gran apostasía que ha habido (1Tim.4:1-3)

1)       De personas que fueron tras su corazón y no de Dios

B)      Por la falsa enseñanza que se introduce a la iglesia (1P.2:1-3)

1)       Llevando tras sí a las almas inconstantes (v.14)

2)       Convirtiendo en libertinaje la gracia de Dios (Jud.4)

C)      Porque se necesitan cristianos que hablen lo que esta conforme a la sana doctrina (Tit.2:1)

1)       Que no enseñen falsa doctrina (1tim.1:3)

Concl. La Iglesia necesita cristianos que sirvan como columnas y baluartes, que defiendan y enseñen la sana doctrina, que sirvan de apoyo en la obra de Dios.

Raymundo S.
Encuentreme en: Facebook

Ahora puede compartir

Hemos habilitado la opción SHARE THIS (compartir) en nuestras entradas de blog, para compartir tiene que dar ¨clic¨ en el título de la entrada por ejemplo:
y al final de la entrad encontrara la opción de compartir en Facebook, Twitter, mandar por email, imprimir y más…
Esperamos pueda compartir con otros lo que nosotros compartimos con ustedes.

Aprendiendo de un arroyo 1 Reyes 17:1-7

La Escritura dice: Y vino a él palabra de Jehová, diciendo: Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, que está frente al Jordán.

Hoy vemos algo importante en estos textos, ustedes pueden mirar como Dios manda a este extraordinario profeta a posar junto a un ARROYO y entendemos que un arroyo es diferente de un río, todos prefeririamos ser dejados por Dios junto a un río de agua viva que junto a un arroyo que se seca fácilmente: Pasados algunos días, se secó el arroyo, porque no había llovido sobre la tierra.

La realidad es que muchas veces, en lugar de un río, Dios nos da un arroyo que hoy brota y mañana quizá estará seco. ¿Por qué? Para enseñar­nos a no descansar en las bendiciones, sino en el Dador de las mismas.

Sin embargo, creo que muchas veces se cae a este punto, en el que nuestros corazones están mucho más ocupados con las bendiciones que con el Dador.

¿No es ésta acaso la razón de que el Señor no nos confíe un río? Si lo hiciera, éste ocuparía en nuestros corazones, sin darnos cuenta, el lugar que le corresponde a él.

“Pero engordó Jesurún, y tiró coces
(Engordaste, te cubriste de grasa);
Entonces abandonó al Dios que lo hizo,
Y menospreció la Roca de su salvación.”

(Deuteronomio 32:15).

Desgraciadamente la misma tendencia mala existe en nosotros. A veces creemos que se nos trata duramente porque Dios nos da un arroyo en lugar de un río, pero por lo mismo que Dios ama demasiado a los suyos no nos da algo que puede tornarse peligroso para nuestra salvación.

Tomemos el ejemplo del BUEN SIERVO FIEL que sobre POCO fue fiel y sobre MUCHO se le puso. (Mateo 25:21)

¿Cómo había de subsistir el profeta en un lugar como aquel? ¿De dónde habría de provenir su comida?

Estas son preguntas que uno aún se hace cuando estamos junto a un arroyo, cuando estamos rodeados de bendiciones que creemos son muy pocas.

Ahhhhh!!!!!!, Dios se ocu­pará de esto; él nos proveerá nuestras necesidades: “Y beberás del arro­yo” (v. 4).

Cualquiera que fuere el caso de Acab y sus idó­latras, Elías no perecería. En los peores tiempos Dios se mos­trará fuerte en favor de los suyos. Aunque todos perezcan de ham­bre, ellos serán alimentados: “Se le dará su pan, y sus aguas serán SEGURAS” (Isaías 33:16). De este modo, a Elías se le mandaba confiar en Dios a pesar de la vista, la razón y todas las aparien­cias externas; descansar en el Dios mismo y esperar pacien­temente en Él.

“Yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer” (v. 4).

El profeta podía haber preferido muchos otros lugares para refugiarse, de eso estamos seguros, pero debía ir a Querit si quería recibir el suministro divino.

Dios se había comprometido a proveerle todo el tiem­po que permaneciere allí.

Muchas veces nuestro egoísmo e incredulidad nos mueven de allí, del lugar donde Dios me ha mandado ir.

Qué importante es, por lo tanto, la pregunta: ¿Estoy en el lugar donde Dios  me ha mandado?

Si es así, de seguro que supli­rá todas nuestras necesidades.

Pero, si como el hijo prodigo le damos la espalda y me nos vamos a un país lejano, entonces, como él, su­friremos necesidad.

Un profeta, en un simple arroyo, son la predicación viviente y poderosa proveniente de un asombroso Dios que nos dice: Si quieres un Río deberás depender de un arroyo.

Raymundo Saldaña.

Mormones, datos.

2 Pedro. Cap. 1

19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;

20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,

21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

 

Lo siguiente es alguna de la mucha información que pueden encontrar en Internet sobre este movimiento de los mormones….


La siguiente información se encuentra en el Libro de Mormón. Compárela con la doctrina Mormona y vea las diferencias. Es obvio que el Mormonismo creció por añadidura, a medida que se desarrollaba. No es internamente coherente y se contradice así mismo.

El Libro de Mormón dice: La Doctrina Mormona:
Que hay un sólo Dios
Mosíah 15:1,5; Alma 11:28; 2 Nefi 31:21.
Enseña que hay muchos dioses.
José Smith, Diario de discursos. Vol. 6, pág. 5
[Joseph Smith, Journal of Discourses, vol. 6, p. 5]
Que La Trinidad es un Dios
Alma 11:44; Mosíah 15:5; 2 Nefi 31:21.
La Trinidad es tres Dioses separados.
James Talmage, Artículos de Fe, 1985, pág. 35
[James Talmage, Articles of Faith, 1985, p. 35]
Que Dios no cambi
Mormón 9:9,19; Moroni 8:18; Alma 41:8; 3 Nefi 24:6.
Dios aumenta en conocimiento.
José Smith, Diario de discursos. Vol. 6, pág. 120
[Joseph Smith, Journal of Discourses, vol. 6, p. 120]
Que Dios es espíritu
Alma 18:24,28; 22:9,11.
Dios tiene forma de un hombre.
José Smith, Diario de discursos. Vol. 6, pág. 3
[Joseph Smith, Journal of Discourses, vol. 6, p. 3]
Que el infierno es eterno
Jacob 3:11; 6:10; 2 Nefi 19:16; 28:21-23.
El infierno no es eterno.
James Talmage, Artículos de Fe, pág. 55
[James Talmage, Articles of Faith, p. 55]
Que la poligamia es condenada
Jacob 1:15; 2:23, 24, 27, 31; 3:5; Mosíah 11:2,4; Éter 10:5,7.
La poligamia fue enseñada y practicada.
Brigham Young, Diario de Discuros. Vol. 3, pág. 266
[Brigham Young, Journal of Discourses, vol. 3, p. 266]

13 Doctrinas Mormonas Fundamentales que no se Encuentran en el Libro del Mormón

Si el Libro de Mormón es “el libro más correcto de todos los libros sobre la tierra” (Historia de la Iglesia [History of the Church], vol. 4, Página 461), entonces, ¿por qué no contiene las siguientes doctrinas fundamentales Mormonas?

  1. La organización de la Iglesia.
  2. La pluralidad de dioses.
  3. La doctrina de la pluralidad de esposas.
  4. Palabra de Sabiduría.
  5. Dios es un hombre exaltado.
  6. El matrimonio celestial.
  1. Los hombres pueden convertirse en dioses.
  2. Tres grados de gloria.
  3. El bautismo por los muertos.
  4. La progresión eterna.
  5. El Sacerdocio Aarónico.
  6. Obras del templo como lavados, unción, donaciones, sellamiento.
  7. La doctrina de la preexistencia de las almas.

Una vez más, el fundador del Mormonismo dijo: “Declaré a los hermanos que el Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros sobre la tierra…y que un hombre se acercaría más a Dios al seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro.” (Historia de la Iglesia [History of the Church], vol. 4, Página 461). Aún así, en éste, no se encuentran las doctrinas fundamentales Mormonas y esto se debe a que el Libro de Mormón no es nada más que un recuento ficticio inventado por la imaginación de José Smith. No fue sino hasta después que el libro fue impreso que las doctrinas heréticas adicionales del Mormonismo comenzaron a desarrollarse. Es por esto que el Libro de Mormón “suena” tan Cristiano…solo al principio.

FUENTE: http://www.miapic.com/un-r%C3%A1pido-vistazo-al-libro-de-morm%C3%B3n

 

Citas interesantes de Joseph Smith, el fundador de la Iglesia Mormona

Joseph Smith presumía de que él había hecho más que el mismo Jesús por mantener una Iglesia unida.

“Dios  se encuentra en la vocecita interior.  Lo que se encuentra en todas esas declaraciones juramentadas, acusaciones,  viene del Diablo….. todo es pura corrupción ! ¡Adelante perseguidores, perjuros!  ¡Infierno, derrama tu fuego hirviente!  Volcanes, derramen su lava!  Porque, al final, yo quedaré por encima de todo.   Tengo más de qué presumir que lo que nunca tuvo hombre alguno.  Yo soy el único hombre que ha sido capaz de mantener unida a toda una Iglesia, empezando desde los días de Adán.  Una gran mayoría se ha quedado a mi lado.  Ni Pablo, ni  Juan, ni Pedro, ni Jesús lograron ésto..  Yo presumo de que nunca un hombre hizo un trabajo como el mío.  Los seguidores de Jesús le abandonaron pero, los Santos de los Ultimos  Días nunca me han abandonado hasta ahora…..¨   (Historia de la Iglesia, Vol.6, p.408-409)   Haga ¨click¨aquí para ver esta cita dentro de su contexto general..

 

 

Joseph Smith dijo que el Libro de Mormón era más correcto que la Biblia.


¨”Les dije a los hermanos que el Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros que existen en la tierra, la piedra angular de nuestra religión, y que un hombre se acercaría más a Dios si se guiaba por sus preceptos que si se guiaba por los preceptos de  ningún otro libro”   (Historia de la Iglesia, Vol. 4,pag 461).)

Joseph Smith dió una profecía falsa  (una de muchas).
“…Yo profetizo en el Nombre del Señor Dios de Israel que, a menos que los Estados Unidos de America reconsideren  los errores cometidos  contra los Santos (de los Ultimos Dias) en el Estado de Missouri, y castigue  los crímenes cometidos por sus representantes , en pocos años su Gobierno será totalmente derrotado y perdido  y no quedará nisiquiera un pedazo roto de un cacharro de barro…”      (Historia de la Iglesia, Vol. 5, pag. 394).    Haga ¨click¨aqui para ver esta cita en su contexto general) .

Joseph Smith dijo que  las madres tienen a sus hijos en la eternidad y que algunos de ellos están sentados en tronos.
“·Una pregunta puede surgir :   ¿ Cuando estén  en la eternidad, tendrán las madres a sus hijos?    `¡Sí, sí¡   Madres, ustedes tendrán a sus hijos”  (El Diario de los Discursos, Vol. 6, pag. 10) .     10).  “La eternidad está llena de tronos, sobre los cuales están sentados miles de niños que reinan sobre tronos de gloria, sin que se le haya añadido ni un solo codo a su estatura”  )Diario de Discursos, Vol. 6, pag. 5)

 

Joseph Smith afirmó que hay muchos Dioses.
¨Por lo tanto, la doctrina de una pluralidad de dioses es tan prominente en la Biblia como cualquier otra doctrina.  Se encuentra por todos lados en la Biblia….. Pablo dice: ¨”Hay muchos Dioses y muchos Señores…..pero para nosotros solo hay un Dios…..ésto en lo que a nosotros se refiere; y El está en todo y a través de todo” (Historia de la Iglesia, vol. 6, pag. 474) “En el principio, la Divinidad Mayor   convocó un concilio de Dioses; y ellos se reunieron y formularon un plan para crear al mundo  y poblarlo”  (Diario de los Discursos, vol.6, pag. 5) 474).

Joseph Smith declaró que la Trinidad  la conforman tres dioses.
“Siempre he declarado que Dios es una persona distinta, Jesucristo una persona distinta y separado de Dios Padre y el Espíritu Santo es una persona y un espíritu: y estos tres constituyen tres personas distintas y tres dioses” (Enseñanzas del Profeta Joseph Smith, pag. 370)

Joseph Smith dijo que , tiempo atrás, Dios fue un hombre.
“Dios mismo fue una vez como somos nosotros ahora y es un Hombre ensalzado y se sienta en un trono allá en los cielos….Yo les digo, si ustedes pudiesen verlo, lo verían  con la figura de un hombre….como la de ustedes mismos, un hombre en toda su persona, en su apariencia y figura…..es necesario que entendamos el carácter y la esencia de Dios, porque yo voy a decirles cómo Dios llegó a ser Dios.  Hemos imaginado y dado por hecho que Dios ha sido Dios por toda la  eternidad ; yo refutaré esa idea y retiraré el velo para que puedan ver…y que él fue una vez un hombre como nosotros; sí, que Dios mismo, el Padre de todos nosotros, habitó en la tierra, del mismo modo en que el mismo  Jesús lo hizo”  ( Diario de los Discursos, vol. 6, pag 3).

Joseph Smith dijo que nuestra mayor responsabilidad es cuidar a nuestros muertos.
“La mayor responsabilidad que Dios nos ha dejado en este mundo es  la de cuidar a nuestros muertos”  (Diario de los Discursos,vol. 6, pag.7)

Joseph Smith afirmó que en la luna hay hombres que se visten como Cuáqueros y viven hasta  tener casi 1.000 años de edad. Dado que se equivocó en lo de la luna, ¿será seguro confiar en él con respecto al camino para llegar al cielo?  (Diario del la mujer joven, vol. 3, pags. 263-264).   Ver:  Mormonismo–Sombra o realidad? , por Jerald y Sandra Tanner, pag. 4).

FUENTE: http://www.truthnet.org/espanol/mormona/Citas-Joseph-Smith-%20Mormona.htm

Lo siguiente son fragmentos del libro ELEMENTOS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA Por Joseph Fielding Smith/Tercera edición/Publicado por LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ULTIMOS DIAS

Quizá lo más importante de esta publicación es que por primera vez aparecen impresos los Artículos de Fe, trece afirmaciones, es­critas por inspiración, que constituyen una declaración sencilla y comprensiva de muchas de las doctrinas de la Iglesia. Los “Ar­tículos” de referencia han sido aceptados por el voto de la misma como compendio autorizado de nuestras creencias, y son los siguientes:

1. Nosotros creemos en Dios el Eterno Padre, y en su Hijo Jesucristo. y en el Espíritu Santo.

2. Creemos que los hombres serán castigados por sus propios pecados, y no por la transgresión de Adán.

3. Creemos que por la Expiación de Cristo todo el género humano puede salvarse, mediante su obediencia a las leyes y ordenanzas del evan­gelio.

4. Creemos que los primeros principios y ordenanzas del evangelio son, primero: Fe en el Señor jesucristo; segundo: Arrepentimiento; tercero: Bautismo por inmersión para la remisión de pecados; cuarto: Imposición de manos para comunicar el don del Espíritu Santo.

5. Creemos que el hombre debe ser llamado de Dios, por profecía y la imposición de manos, por aquellos que tienen la autoridad para predicar el evangelio y administrar sus ordenanzas.

6. Creemos en la misma organización que existió en la Iglesia primi­tiva, esto es, apóstoles, profetas, pastores, maestros, evangelistas, etc.

7. Creemos en el don de lenguas, profecía, revelación, visiones, sanidades, interpretación de lenguas, etc.

8. Creemos que la Biblia es la palabra de Dios hasta donde esté traducida correctamente; también creemos que el Libro de Mormón es la palabra de Dios.

9. Creemos todo lo que Dios ha revelado, todo lo que actualmente revela, y creemos que aún revelará muchos grandes e importantes asuntos pertenecientes al reino de Dios.

10. Creemos en la congregación literal del pueblo de Israel y en la restauración de las Diez Tribus; que Sión será edificada sobre este continente; que Cristo reinará personalmente sobre la tierra, y que la tierra será renovada y recibirá su gloria paradisíaca.

11. Nosotros reclamamos el derecho de adorar a Dios Todopoderoso conforme a los dictados de nuestra propia conciencia, y concedemos a todos los hombres el mismo privilegio: adoren cómo, dónde o lo que deseen.

12. Creemos en estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar y sostener la ley.

13. Creemos en ser honrados, verídicos, castos, benevolentes, vir­tuosos y en hacer bien a todos los hombres; en verdad, podemos decir que seguimos la admonición de Pablo: Todo lo creemos, todo lo espera­mos; hemos sufrido muchas cosas, y esperamos poder sufrir todas las cosas. Si hay algo virtuoso, bello, o de buena reputación o digno de alabanza, a esto aspiramos.

FUENTE: ELEMENTOS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA Por Joseph Fielding Smith/Tercera edición/Publicado por LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ULTIMOS DIAS

 

Les dejo el enlace donde pueden checar los textos del libro del mormón: http://lds.org/scriptures/bofm?lang=spa

ACTUALIZACION, IGLESIA DE CRISTO, CASANOVA

Lo prometido es deuda, aqui les dejo unos buenos libros y manuales que pueden servir de herramienta a todos aquellos cristianos cuyo propósito es compartir la buenas nuevas, y para aquellos que quieren ser buenos lideres dentro de la Iglesia, tambien les dejo un libro que les puede ayudar.

Hay mas libros para descarga en: http://cofccasanova.wordpress.com/medios/libros/

Y también libros electrónicos (e-books) en: http://cofccasanova.wordpress.com/medios/e-books/

Para memoria de ella Mrc. 14:9

La cena al honor de Jesús fue celebrada
en la casa de un cierto Simón el leproso en
Betania, el sábado antes de entrar Jesús triunfalmente
en Jerusalén. Allí vivían Lázaro, María
y Marta y muy posiblemente Jesús pasaba
las noches con ellos después de salir cada tarde
de Jerusalén (11:11,12; Mat. 21:17; Luc.
10:38,9). Juan no contradice a Marcos, pues
dice que los tres estuvieron presentes en la
cena pero no que la cena se celebró en su casa.
La mujer referida es María la hermana de
Marta y de Lázaro (Jn. 12:2,3). No es la mujer
de Luc. 7:37, que era una pecadora.
María trae un frasco de perfume (de nardo
sin mezcla) para ungir la cabeza de Jesús.
Siendo de gran precio (véase ver. 5), el derramarlo
(una libra de él, Jn. 12:3) representa
un gran sacrificio personal y una demostración
de gran amor y aprecio.
Nuestra versión aquí dice “perfume”, pero
en Luc. 23:56 traduce la misma palabra
griega, MURON, “ungüento”. Tenía la consis84
tencia de aceite. Varias versiones buenas dicen
“ungüento” en lugar de “perfume”. Notas de Marcos por Bill H. Reeves.

Muy bien, dicho esto yo quiero que fijemos la mirada en el acto tan memorable realizado por esta mujer.

La escena la recogen Mateo, Marcos y Juan. Veamos la narración de Juan: Le dieron allí un banquete, Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume de nardo legítimo, de gran precio, ungió los pies de Jesús y los enjugó con sus cabellos; y el aroma del perfume llenó la casa. Mateo precisa que el frasco era de alabastro y que antes de ungir los pies lo derramó sobre la cabeza de Jesús. Marcos señala que rompió el frasco para que se gastase todo, sin ahorro alguno. Judas, criticando, dirá el precio de aquel perfume: trescientos denarios, es decir, el salario de un trabajador durante un año, una cantidad espléndida.

¿Por qué María hizo aquel gesto verdaderamente generoso? Es difícil penetrar en el corazón de alguién, pero podemos intentarlo. María vivía vida de oración, había escogido la mejor parte. María está agradecida por la resurrección de su hermano. María había llorado cuatro días al difunto lo que revela la calidad de su amor. María había sido perdonada por Jesús de su antigua vida de pecado y su arrepentimiento lo manifestó públicamente ungiendo y llorando a los pies del Maestro que había dicho se le ha perdonado mucho porque amó mucho. María sabe querer y el amor es sabio. No era posible separar estos hechos de la sensibilidad de aquella mujer. María quiere agradecer a Jesús todo el bien recibido y encontró el modo: ungir de nuevo al Señor. Y escogió lo mejor: nardo legítimo.

La mayoría de los comentaristas destacan en esta unción el elevado valor del perfume. Los presentes también se sorprendieron de ello, a muchos les pareció demasiado, Judas lo criticó en voz alta. Seguro que a María le pareció poco, y lo mismo pensaría Lázaro y Marta. Ellos saben querer y entienden al Maestro.

Que fue lo último de gran valor que dio al Señor?

Recuerde que en base a lo que hagamos seremos recordados, unos a lo largo de la historia han sido recordados de manera despreciativa, otros de manera afectiva, pero pocos han sido recordados como esta mujer, por eso el Señor no se equivoco respecto a este gesto de Maria.

Cómo será recordado usted?

Esta dispuesto a mostrar al Señor este tipo de sacrificios?


Raymundo Saldaña.

María unge con nardo al Ungido de Dios
Su nombre :
Su email :
Email de su amigo(a)) :
Conviene situarse en el ambiente creado en Betania después de la resurrección de Lázaro. Todos los presentes quedaron paralizados por el estupor. Tal fue el asombro, que el mismo Jesús les tiene que indicar que liberen al muerto resucitado de las vendas que le impedían moverse.

¿Qué pensó Lázaro al saberse vivo? No lo sabemos, quizá sentiría como si volviese de un sueño profundo. Después se ve amortajado, ve mucha gente a su alrededor, sus hermanas, sus amigos, y Jesús con los suyos. Todos tendrían los ojos abiertos a causa de la sorpresa, Jesús estaba allí con restos de las lágrimas derramadas, pero con el rostro alegre e imponente. Preguntaría que había pasado y al contárselo se dirigiría lleno de amor y respeto al Maestro y al Amigo. No parece fácil reproducir la escena, pero es muy de suponer que no habría muchas palabras, sino una adhesión plena y total entre el discípulo y el Maestro.

Si antes de la resurrección podían designar a Lázaro como el que ama Jesús. ¿Qué dirán después? Lázaro querría a Jesús y creería en Él más aún que antes. Sentiría una mezcla armoniosa de amistad y respeto muy sobrenatural y muy humana. Gran respeto porque le había hecho atravesar la puerta de la muerte volviendo a la vida, gran amistad porque le consta que lloró por él. Conocería con mayor profundidad y clara experiencia el amor de Jesús: “me quiere como Dios y como Hombre”. “Es mi Amigo Todopoderoso”. La amistad entre los dos alcanza un nivel difícil de explicar, pues es agradecimiento, querer corresponder, fe total, adoración en el sentido más estricto. Le quiere a Jesús como lo que es, como Dios y como Hombre. Y se siente querido, experimentando el amor divino capaz de resucitar y el amor humano captado por todos cuando decían: mirad como le amaba.

¿Y sus hermanas? Habían sufrido mucho los días anteriores; la enfermedad grave de su hermano, su muerte, el entierro; pero, sobre todo, ver que Jesús, capaz de hacer tantos milagros, no prestaba atención a su hermano. Serían auténticas tinieblas la que vivirían en sus almas esos días, especialmente María más sensible que la práctica Marta. Al ver a su hermano saliendo del sepulcro ante la llamada imperiosa de Jesús quedarían paralizadas como el resto de los presentes. Una honda alegría debió inundar entonces toda su alma. La luz sucedía a la noche. ¡Lo quería de verdad! ¡ha hecho el milagro,! ¡El sabe porque ha esperado al cuarto día!, Jesús sabe más que nosotras que sólo vemos lo que está delante de nuestros ojos. Y aumentaría también en ellas el amor y la fe en el Maestro. ¿Cómo agradecer el bien que nos ha hecho? Es muy posible que desde entonces este pensamiento llenase su corazón. María encuentra el modo de mostrar el agradecimiento de la manera que más pueda agradar a Jesús, y lo hace en la comida celebrada en Betania en casa de Simón el leproso, seis días antes de la Pascua en que Jesús va a sufrir la Pasión.

La escena la recogen Mateo, Marcos y Juan. Veamos la narración de Juan: Le dieron allí un banquete, Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume de nardo legítimo, de gran precio, ungió los pies de Jesús y los enjugó con sus cabellos; y el aroma del perfume llenó la casa [256]. Mateo precisa que el frasco era de alabastro y que antes de ungir los pies lo derramó sobre la cabeza de Jesús. Marcos señala que rompió el frasco para que se gastase todo, sin ahorro alguno. Judas, criticando, dirá el precio de aquel perfume: trescientos denarios, es decir, el salario de un trabajador durante un año, una cantidad espléndida.