EL FINAL DE LOS DONES MILAGROSOS 1 CORINTIOS 13:1-13

Este capítulo habla acerca de la excelencia del amor, y en estos versos también encontramos evidencia que comprueba que las profecías, lenguas, y ciencia se acabarían. El texto dice claramente lo siguiente, “en parte conocemos, y en parte profetizamos; más cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.”

El verso 8 nos muestra claramente que estas cosas se acabarían. Hacemos la pregunta, ¿Qué cosas?

1. Las profecías (Strong’s Greek 4394) PROPHETEIA προφητειαι— Un discurso emanado de una inspiración divina y declara el propósito de Dios (Diccionario de palabras griegas Thayer).
2. Las lenguas (Strong’s Greek 1100) GLOSSA γλωσσαι— La lengua, un miembro del cuerpo, un órgano del habla. Una lengua; el idioma o dialecto hablado por personas distintas de otras naciones (Diccionario de palabras griegas Thayer).
a. La Reina Valera usa la palabra “lengua extraña” en 1 Corintios 14:4, sin embargo puede verificar en una biblia interlineal español – griego la palabra “extraña” no se encuentra en el texto griego, por lo tanto, no puede ser referencia a otra cosa diferente de lo que la Biblia ya nos ha mostrado en Hechos 2:4-8.

b. El don de hablar en lenguas sólo podía ser impartido por medio de la imposición de manos de los apóstoles de Cristo (Ro. 1:11; 2 Ti. 1:6; Hechos 8:14-17).
c. Pablo aclara que son idiomas los que están siendo considerados en 1 Corintios 14.

d. Los siguientes pasajes comprueban esto: 1 Co. 14:10-11 & 1 Co. 14:21. En estos pasajes, son idiomas los que están siendo considerados.

3. La ciencia (Strong’s Greek 1108) GNOSIS γνωσις— Conocimiento en general, inteligencia. En este contexto conocimiento por inspiración divina (Diccionario de palabras griegas Thayer).

Las Escrituras nos dicen claramente que esta lista se acabaría (13:8) y que llegaría el tiempo en que ya no se practicarían. Si las personas hoy en día dicen que todavía hablan en lenguas y hacen milagros y profetizan, entonces debe de haber algún argumento que usan para poder probar esto. El argumento que usan es que la frase “cuando venga lo perfecto entonces lo que es en parte se acabará” es referencia a Jesús, y no a la completa revelación de Dios para los hombres, esto es, “La Biblia”.
Consideremos algo muy importante acerca de esta frase “Lo perfecto”. Para ello tendremos que ir al griego, idioma que se utilizó para escribir el Nuevo Testamento.

1. La frase “Lo perfecto” es TO TELEION. το→lo τελειον→ completo

A. El artículo “lo” es un artículo neutral, y no se refiere a personas, sino a un objeto.
B. La frase “Lo perfecto” no puede estarse refiriendo a una persona, sino a un objeto.
C. ¿Cuál es el objeto? Respuesta: La revelación divina que hoy tenemos, la Biblia.
2. ¿Cuál era el propósito de los milagros, lenguas y ciencia en aquellos tiempos?
A. Su propósito fue confirmar la Palabra de Dios y asistir a la Iglesia en su infancia espiritual. Mr 16:20
Una persona que escuchaba el mensaje de hombres galileos estaría un tanto incrédula, al ver las maravillas que estos hombres hacían ellos podían estar seguros que Dios estaba con ellos. Al haber una iglesia que se estaba extendiendo era común que en alguna congregación se necesitara alguien que hablara varios idiomas y varios que supieran traducir esos idiomas para lograr que todos fueran edificados, necesitaban quién les revelara la voluntad de Dios y no tenían la biblia que nosotros tenemos, sino que aún estaba en proceso.
B. Hoy en día tenemos la completa revelación de Dios para la humanidad, y su palabra nos enseña claramente que “todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia” (2 P. 1:3).
Ya no se necesita un don de profecía o de ciencia, pues qué más necesitamos saber si todo lo que nos concierne ya ha sido revelado?
C. Aparte de esto, Judas 3 nos enseña que la fe ha sido dada una vez para siempre a los santos. Esto nos muestra claramente que no debemos de esperar otra revelación por parte de Dios, ya que Él nos ha dado todo lo que necesitamos saber para agradarle y hacer Su voluntad.
D. En ninguna parte de las Escrituras encontramos alguna evidencia que nos muestre que Dios sigue dándonos nueva revelación para nosotros; pero sí encontramos Escrituras que nos muestran que ya tenemos lo que necesitamos para conocer lo que debemos de hacer para agradar a Dios (2 Pedro 1:3; Judas 3).
E. Dios equilibra las fuerzas, en el inicio de la iglesia por obviedad no tenían toda la información que hoy
En cuestión de segundos podemos obtener, éstos dones serían como la ley, serviría solo como un ayo por decirlo así hasta que viniera el completo conocimiento de lo relacionado a la vida y a la piedad.
Fueron un medio más no el fin verdadero.

3. Las cosas que hoy en día tenemos escritas en las Escrituras están disponibles para un solo propósito, y este propósito nos lo muestra nuestro Señor Jesucristo en Juan 20:30-31
A. “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero estas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.”
4. No necesitamos más señales o milagros para creer en Cristo, ya que los milagros sirvieron su propósito, y este propósito era mostrarnos a Jesús como el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
A. Lo que necesitamos hoy en día es leer más las Escrituras para que veamos lo que Cristo hizo por nosotros en la cruz, muriendo para que tengamos vida eterna. No necesitamos milagros, no necesitamos cosas “sobrenaturales” para desarrollar nuestra fe en Dios, una persona que con corazón sincero se acerca a las sagradas Escrituras encontrará en ellas la completa voluntad de Dios.

El apóstol Pablo nos invita a enfocar nuestra vista en el amor, el don de Dios para la humanidad, nadie quiere afanarse a algo que sabe que caducará o terminará. Hay gente condiciona los “pseudo” dones milagrosos modernos, algunos dicen que esos supuestos dones no son para todos, solo cierta cantidad de personas dice tener el poder.

Todos podemos vivir el amor de Dios, el amor es para todo el mundo, las sagradas Escrituras nos dicen que “nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero” 1 Juan 4:19 y de tal manera nos amó Dios que dio a su Hijo Jesucristo y aún siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros, yo no se usted, pero yo busco un camino más excelente, el amor.

Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

 

Esta es una adaptación de la publicación original de Willie Alvarenga.
Fuente original: regresandoalabiblia.com/

Anuncios